domingo, 25 de octubre de 2009

Te amo Ana Elisa, de Robinson Díaz y Antonio Dorado. La mujer maravilla y el bobo

No se parece a ninguna película colombiana. Esa es la virtud y la desgracia de Te amo Ana Elisa. Virtud porque en un cine tibio como el nuestro, arriesga mezclas imprudentes: tragedia y comedia, ridículo y ternura, maldad y compasión. Virtud porque construye un sui generis personaje femenino – interpretado por Adriana Arango – que no se doblega ante un mundo hostil ni se acomoda a sus condiciones. Virtud porque sus primeras escenas, en un barrio popular de Medellín, son visualmente deslumbrantes aunque a los puristas del realismo les resulten cosméticas. Virtud porque el viaje a Bogotá que emprende la protagonista, estudiante de medicina, con su hermano bobo (Robinson Díaz), no es un viaje hacia el crimen y la degradación, a la usanza del cine made in Colombia, sino hacia la independencia y la integridad.

Adriana Arango y Juan Carlos Vargas en Te amo Ana Elisa.
Pero desgracia, a su vez, porque el espectador va a quedar desconcertado. No es una comedia simplificadora y arquetípica, como las de Dago García o Rodrigo Triana, que trabajan sobre los códigos aprendidos del espectador para darle más de lo mismo. Pero tampoco es una tragedia como las de Víctor Gaviria, que investigan cada detalle de la puesta en escena para no traicionar la realidad. Y el público, esquivo e intolerante, exige menos ambigüedad.

Robinson Díaz y Antonio Dorado dirigieron el guión de Adriana Arango; arriesgan mucho y a veces pierden: la identidad visual del comienzo, que recuerda la estética de Ciudad de Dios, se deshace con el paso de los minutos, y el esperpento y lo kitsch terminan ganando la partida. Es inevitable pensar que las tensiones del rodaje, comidilla de los medios hace poco, afectaron la unidad y coherencia. Con todo y sus bemoles es un filme entrañable, capaz de hacernos solidarios con el destino de unos personajes, por una vez, superiores a su entorno.


TE AMO ANA ELISA. Dirs: Antonio Dorado y Robinson Díaz. Con: Adriana Arango, Robinson Díaz, Juan Carlos Vargas. Colombia, 2008, 104 min.

Ver trailer:

1 comentario:

Anónimo dijo...

Inclusive aquí se lo nota lo flojo a Dorado. Del Rey a ANAElisa y luego una reina sin corona que muchos coronaron. Ese Dorado si que es malo.